(2) 2225 5137

|

Lun Vie 9:00 – 18:30 / Sáb 9:00 a 12:30

Síguenos
Top

¿Por qué cambiar el líquido de frenos?

El líquido de frenos es el encargado de transmitir la presión ejercida desde el pedal hacia todo el sistema de frenado.

Mantener este líquido hidráulico en buenas condiciones es realmente importante para la seguridad de tu vehículo. Debe ser revisado de manera constante y cambiado en periodos de 2 años o hasta un máximo de 4 años si tu auto no tiene un uso muy frecuente.

 

¿Por qué cambiar el líquido de frenos?

A medida que pasa el tiempo, la calidad de este elemento se va deteriorando y perdiendo las características que permiten un correcto frenado de tu vehículo.

Dentro de los principales factores que provocan esta disminución de la calidad del líquido de frenos se encuentran:

  • Altas temperaturas: El líquido de frenos trabaja a altas temperaturas (+250ºC), pero no debe llegar al punto de ebullición. Si llega a hervir no podrá comprimir las burbujas de vapor que se generan dentro del circuito y el vehículo quedaría sin frenos.
  • Humedad: Otra característica de este líquido es que es higroscópico, es decir, absorbe humedad, lo que provoca que con el paso del tiempo se mezcle con un porcentaje de agua y pierda efectividad.
  • Suciedad: El líquido de frenos está expuesto a partículas de suciedad. Su color normal es amarillo transparente. Si está sucio o de color oscuro es necesario cambiarlo de inmediato, antes de que pueda dañar el sistema de frenado.

¿Quieres cambiar o revisar el líquido de los frenos de tu vehículo?

Entonces acude a tu taller mecánico de confianza y recuerda realizar una revisión y mantención periódica de este fluido y todos los componentes de tu sistema de frenado.

Escríbenos para agendar una visita con nosotros y también si quieres saber más sobre los frenos de tu vehículo.